Crónica Vigilia diocesana de espigas

Unas 300 personas participaron el pasado 16 de junio en la Vigilia de Espigas organizada por la Adoración Nocturna Diocesana en Leganés, en la que participaron fieles de diez localidades de la Diócesis de Getafe.

El encuentro se inició con la recepción de banderas en la Ermita de San Cristóbal (Leganés), tras la que comenzó la procesión hasta la Parroquia San Salvador.

En el acto participaron las secciones de adoradores de Alcorcón, Boadilla del Monte, Cubas de la Sagra, Fuenlabrada, Getafe, Griñón, Leganés, Móstoles, Parla y Villanueva de la Cañada.

El obispo de Getafe, D. Ginés García Beltrán, fue el encargado de celebrar la eucaristía, acompañado del consiliario de la Adoración Nocturna, Pedro José Sánchez Buendía, y de varios sacerdotes de Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés y Móstoles.

En su homilía, el prelado diocesano agradeció la presencia de los miembros de la Adoración Nocturna y comentó la importancia de Jesús Eucaristía y la creación de la nueva capilla de la Adoración Perpetua de Leganés.

Después de la misa, se realizaron dos turnos de adoración, dirigidos por las secciones de Alcorcón y Leganés. Mientras un turno velaba al Santísimo, el otro recibía en los salones de San Salvador una charla espiritual a cargo del sacerdote Jaime Pérez-Boccherini sobre la eucaristía, los milagros recientes y el retablo parroquial.

Al finalizar los turnos, todos unidos rezaron un ‘Te Deum’ y oraciones por las vocaciones sacerdotales y por el fomento de la adoración nocturna. Tras el rezo de vísperas, los adoradores salieron en procesión con el Santísimo desde la Parroquia San Salvador hasta el Parque Central de Leganés. Allí tuvo lugar un emotivo acto de recuerdo a las hermanas de la Caridad que atendieron a los enfermos del psiquiátrico de la localidad y que murieron martirizadas en 1936. En el parque se realizó la bendición de los campos, tras la cual regresaron a la parroquia anfitriona, que les obsequió con un magnífico ágape.