Comisión de Liturgia

La altísima dignidad del culto cristiano en los diversos oficios litúrgicos requiere de un montón de detalles de preparación que sería imposible sin un grupo de voluntarios ocupados de este servicio a la comunidad parroquial.

Junto a los lectores, acólitos y ministros extraordinarios de la comunión, la parroquia cuenta con un pequeño grupo o comisión de Liturgia, para preparar dignamente las celebraciones ordinarias, sobre todo las dominicales y las que tienen lugar una vez al año en fechas especialmente señaladas dentro del año litúrgico.

Tanto para prestar este servicio como para seguir adquiriendo una formación más cualificada, existe una comisión que se reúne cada semana.

La designación de los miembros de la comisión así como la formación y discernimiento de los diversos ministerios litúrgicos depende directamente del equipo pastoral.