Fallece Don Mariano, sacerdote para la eternidad

Hoy, 14 de junio de 2018, hemos recibido la noticia de que el sacerdote Don Mariano Fernández González ha fallecido en el Hospital Infanta Cristina de Parla.

El obispo de la Diócesis de Getafe, Mons. Ginés García Beltrán presidirá, mañana viernes 15 de junio, una misa a las 17.00 horas junto a sus restos mortales en la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción (Pl. de la Iglesia 1) en su localidad natal, en Parla.

 

Mariano Fernández nació en Parla en el año 1954 y fue ordenado sacerdote en Getafe en el año 1995.
A partir de ese momento ocupó el cargo de vicario parroquial en nuestra Parroquia de San Salvador (Leganés) hasta el año 2002.

Ese año empezó su labor como capellán del Hospital Severo Ochoa (Leganés), tarea que desempeñó hasta 2018.

Desde siempre mostró un gran celo apostólico que no veía capaz de llevar a cabo sin la ayuda de nuestra Madre, la Virgen María, y es por eso que, durante un largo período de tiempo, ocupó el cargo de consiliario de la Asociación de Ntra. Sra. de Butarque, patrona de Leganés.

Quienes hemos conocido a Mariano lo definen como un hombre sencillo, de profunda religiosidad que destacaba por su humildad.

El Señor le llamó a la vocación sacerdotal mientras trabajaba junto a su familia en las tareas del campo. Con gran esfuerzo, tenacidad y dedicación llegó a ordenarse presbítero. Sus compañeros de curso recuerdan su amabilidad y su carácter afable y conciliador que le granjeó las simpatías de todos los que le conocieron.

Tanto por su labor diocesana como por su espíritu de servicio Mariano siempre se sintió muy cercano a los enfermos y a los que sufrían, de quienes se ocupó durante la mayor parte de su ministerio sacerdotal, siendo para ellos la imagen de Cristo amigo y compañero, que consuela en medio de las dificultades de la vida.

Os pedimos de forma especial, una oración por su alma y su eterno descanso. Para que nuestra Madre, la Virgen a quien tantas veces él rezó, le presente en los brazos del Padre en el Cielo.

Descansa en Paz, nuestro querido Mariano.